¡Zombi Volumen Aurora llega en un mes!

Zombi Volumen Aurora

Incontables zombis han muerto para poder traeros esta obra, supervivientes. ¡Zombi Volumen Aurora está disponible por fin!

Podéis adquirir la copia física en soporte papel por 19,99€ vía Amazon: https://www.amazon.es/dp/1980707030

También puede leerse la copia digital y comprarse por 2,99€ en mi página web de autor: https://josecentenopoveda.es/libros

Los que decidáis apoyarme en Patreon, tenéis acceso a la descarga de la versión de alta calidad del PDF y las portadas a partir del "Tier Gritón" y al envío sin coste adicional de la obra en soporte papel los de "Tier Ácido" y superior.

jueves, 29 de junio de 2017

Por un trabajo...

HISTORIA DE ANTONIO:
Episodio 2
Episodio 3
-

EPISODIO 1

¡Maldita sea! ¡¿Qué le está ocurriendo?! Jaqueca muy aguda en las sienes y hacia las fosas nasales, pasando por las cuencas orbitales. Pérdida de equilibrio, pérdida de sentido inminente... Caída, posible traumatismo en el área del escafoides de ambas manos. Pérdida de control sobre los esfínteres a causa del estímulo doloroso... Causas... desco... Desmayo.
—¡¿Antonio?! —Es la voz de Ana.
—¡Joder! —Miriam.
—¿Ana?
Se incorpora. El dolor ha cesado. La habitación huele a ácido clorhídrico y urea. Observa. Ha desordenado imperdonablemente la mesa al caer. El resto del material de laboratorio está intacto, salvo por una probeta rota de sangre en la mesa de Miriam. Ana se está levantando tras la encimera central. Apoya una mano sobre el metal del fregadero y se ayuda a levantarse. Miriam también se está incorporando.
—¿Tú también...? —Ana.
Evidentemente. Todos parecen haber sufrido lo mismo. Causas posibles...
—Sí, sí, ¿os ha dolido la cabeza?
—Sí...
—¡Joder! —Miriam.
Un escape de gas. No. Imbécil. Sumamente improbable que se produzca un desmayo simultáneo... pero el dolor de cabeza sería un síntoma extremadamente raro...

jueves, 22 de junio de 2017

Caníbales y túneles

HISTORIA DE CRISTINA:
Episodio 1
Episodio 3
Episodio 4
-

EPISODIO 2 

Abre los ojos parpadeando en rápida sucesión unos instantes. La cabeza le balbucea imágenes de movimiento. Sombras que eclipsan sombras sobre un fondo de baldosa marrón. Quieta. Ella está quieta. Huele a vómito alcohólico… es su manga y su pierna… ¿Tanto bebió anoche? Hay luces aquí y allá.
“¡Mierda!”, recuerda a Juan borracho cagándola por…
—¡¿Cristina?!   
No, pasó algo…
—¡Cristina!
Tuvo que lidiar con una pelea en el bar de Miguel. Y luego se lio mucho la cosa… ¿fue un disturbio de barrio? Y Juan la cagó con Ainoa… Le pasa la luz de una linterna súbita frente al ojo haciendo que la resaca le abrase las sienes.
—¡Cristina!, ¡tienes que levantarte!
Ainoa… ¡Ainoa!
Sacude brusca la cabeza, con mirada atónita hacia su novio frente a ella, reviviendo en un instante eterno la comprensión de la situación.
—¡¿Qué ha pasado?!

lunes, 19 de junio de 2017

BONUS Análisis de lugares insólitos para sobrevivir: Teleférico de Madrid

¡Compañeros supervivientes!

He obtenido acceso a un comunicado interno del gobierno de Madrid, donde analizan la viabilidad de establecer asentamiento en el teleférico de Madrid, pero que dada la falta de medios y activos han descartado.
Normalmente, desaconsejaría todo intento de supervivencia en una gran ciudad como pauta general, sin embargo dadas las características de este emplazamiento, voy a poner esta norma entre paréntesis brevemente, y desgranaros las ventajas de este sitio si os atrevéis a intentar transformarlo.



Lo primero, no dejéis que la sensación de comedia os gobierne al plantearos sobrevivir en el teleférico, pues esa es una de sus fortalezas.
En su lugar, dejad que sea la imaginación la que se encargue, por esta vez, de pintar este planteamiento.
¿Qué tal suena la posibilidad de vivir en un complejo de casas flotantes lejos del suelo, interconectadas por escalas y tablones, sostenidas por gruesos cables preparados para la intemperie y los vientos, amurallada de chapa su base a lo largo de dos kilómetros de tierras cultivadas, con una frontera demasiado grande como para que puedan sitiarla vivos o no-muertos; con cabinas privadas en las que convivir, dormir con calefacción, pasar tiempo íntimo con ese hombre o mujer que os hace que merezca la pena vivir, o simplemente cuartos letrina que nadie tiene que limpiar porque a nadie molestan y hay de sobra; y todo ello muy cerca de los grandes centros de recursos de la ciudad?

jueves, 15 de junio de 2017

Top 5 de lugares donde pasar las vacaciones

¡Compañeros supervivientes!

Arrancan las vacaciones de verano y algunos no quieren renunciar a ellas tras el apocalipsis... Ahora que no hay que pagar facturas incluso pueden servir para encontrar ese pequeño rincón del mundo que hacer propio. Os traigo una guía de recomendaciones para quienes estéis os estéis planteando desplazaros para disfrutar del estío.

5.- Islas
Mucha gente considera las islas bastiones seguros y casi inexpugnables por la enfermedad. Ese es el primer problema, mucha gente se habrá lanzado a recolonizarlas en busca de la autoprometida seguridad. Y esta podría ser cierta en el caso de archipiélagos recónditos y despoblados; pero nuestro país no posee demasiadas islas lo suficientemente grandes como para sobrevivir en ellas, y además apartadas de la costa; y las que hay están ya aprovechadas y bien provistas de pueblos o ciudades. En nuestro caso particular, las islas son versiones a pequeña escala del problema de la península.
Contrario a lo que algunos piensan, es extraño que el mar trague a los zombis, rara vez éstos se aventuraran mucho en las aguas, si no es persiguiendo alguna embarcación que huya, y de hacerlo, acabarán arrastrados por olas, corrientes y mareas de nuevo hacia la costa, a algún punto aleatorio no demasiado lejano del que partieron. Las líneas de costa actúan en efecto como un método de redistribución comunista de zombis. Y como tal, como si de un fenómeno osmótico se tratara, de esperar algo, cabe esperar que a las islas lleguen zombis de las grandes masas de tierra y no al contrario.

domingo, 11 de junio de 2017

No podéis iros a casa, pero no tenéis que quedaros aquí

HISTORIA DE CRISTINA:
Episodio 2
Episodio 3
Episodio 4
-

EPISODIO 1 

Cristina apura los últimos tragos de su copa ya aguada, mientras desvía la mirada, como todos, hacia el camarero que se les acerca.
—Lo siento chicos, no tenéis que iros a casa, pero no podéis quedaros aquí. —Sonríe como buscando complicidad por la broma.
Ella suelta una carcajada breve, aunque ayudada por los calores a que no suene demasiado falsa.
—¡Vamos Miguel! Siéntate con nosotros y ponte una copa. —Juan, abrazando con un solo brazo a Ainoa.
—No puedo, ya me gustaría, hoy me toca cerrar, y como vuelva a llegar tarde y borracho la parienta me echa a dormir al felpudo.
—¿No está Antonio por ahí?
—¡Qué va! Se fue hace más de una hora, por atrás.
—Que cabrón, curra menos que la chaqueta de un guardia.
—Y que vosotros me digáis eso... así va el país.
Ríen todos, esta vez con algo más de sinceridad por su parte. Busca a su chico con la mirada, que le devuelve un gesto de asentimiento fugaz desde sus preciosos ojos azules.

jueves, 8 de junio de 2017

Volumen Aurora - Capítulo 1 - Libro de Danko (Episodio 1)

Patreon

Volumen Aurora:
Prólogo
Episodio 1 - Capítulo 1, Libro de Danko
Episodio 2 - Capítulo 1, Libro de Álvaro
Episodio 3 - Capítulo 2, Libro de Andrea
Episodio 4 - Capítulo 2, Libro de Diana
Episodio 5 - Capítulo 3, Libro de Merlo
Episodio 6 - Capítulo 3, Libro de Carla
Episodio 7 - Capítulo 3, Libro de Hugo
Episodio 8 - Capítulo 3, Libro de Álvaro
Episodio 9 - Capítulo 4, Libro de Adán
Episodio 10 - Capítulo 4, Libro de Danko
Episodio 11 - Capítulo 4, Libro de Diana  
Episodio 12 - Capítulo 5, Libro de Esteban  
Episodio 13 - Capítulo 5, Libro de Álvaro
Episodio 14 - Capítulo 5, Libro de Hugo 




Capítulo 1 – El precio de sobrevivir
"Todos creen que tener talento es cuestión de suerte; nadie piensa que la suerte puede ser cuestión de talento" – Jacinto Benavente.



Libro de Danko
05/10/2012; 20:03 – Monte del Jar
Población humana viva: 7.046.613.002



Tomó el cuchillo por el filo; hecho de una sola pieza de metal, sin mango ni embellecedores, contrapesado y perforado para facilitar un vuelo óptimo. Balanceó el brazo hacia abajo y luego con un rápido movimiento ascendente, tal y como le había enseñado su padre, soltó el cuchillo en mitad del arco arrojándolo a gran velocidad. En las películas de acción siempre arrojaban los cuchillos con movimientos que partían del codo descendiendo; no es que no pudiera hacerse así también, pero él sabía que esta forma de hacerlo era más precisa y daba más fuerza al vuelo.
El proyectil voló recto limpiamente hasta incrustarse con ruido seco y escaso cerca del centro de su objetivo. No contento con el resultado cambió de mano el hacha que sostenía en la izquierda, pequeña y también de una sola pieza agujereada y, elevando el brazo; el lanzamiento no quedaba ahora más remedio que hacerlo con trayectoria descendente para que el arma adquiriese giro en el aire; sacudió brusco hombro y codo, descargando con fuerza el ataque. Este impacto sonó más estrepitoso y en vez de clavarse, el hacha rebotó y cayó al suelo.

jueves, 1 de junio de 2017

Guía de dolores en clave cromática

¡Compañeros supervivientes!

Arrancamos el boletín de supervivencia con el tema del dolor. Os escribo una guía de referencia sobre sinestesias para aquellos a los que el dolor pueda producir sensaciones de color. Para qué sólo fastidiarte cuando además puede enseñarte una peli molesta, ¿verdad? Ojalá y pueda serviros para identificar el mal y cómo solucionarlo.
Espero que estas líneas os ayuden en la ardua labor de la supervivencia.



Rojo (RGB 237,27,58):








Éste es tal vez uno de los dolores más comunes a los que os podéis exponer. Está relacionado con los impactos y las heridas superficiales y las ampollas. Puede llegar a ser muy intenso, pero más allá del sufrimiento de padecerlo, podéis intentar ignorarlo. Especial atención sin embargo al posible mordisco o arañazo de un zombi, pues hasta que la enfermedad no haga acto de presencia, quedará camuflado bajo esta sensación. No obstante extremad precauciones con las áreas afectadas, porque nuevas lesiones en las mismas pueden cambiar su naturaleza.
 
Causas habituales: Golpes desarmados o de refilón con armas contundentes. Pinchazos poco profundos como los de zarzas y cardos o cortes superficiales como los de navajas o látigos. Caminar largas distancias.

Tratamiento: Calmantes y proteger las áreas afectadas con ropas o vendas,