¡Zombi Volumen Aurora llega en un mes!

Zombi Volumen Aurora

Incontables zombis han muerto para poder traeros esta obra, supervivientes. ¡Zombi Volumen Aurora está disponible por fin!

Podéis adquirir la copia física en soporte papel por 19,99€ vía Amazon: https://www.amazon.es/dp/1980707030

También puede leerse la copia digital y comprarse por 2,99€ en mi página web de autor: https://josecentenopoveda.es/libros

Los que decidáis apoyarme en Patreon, tenéis acceso a la descarga de la versión de alta calidad del PDF y las portadas a partir del "Tier Gritón" y al envío sin coste adicional de la obra en soporte papel los de "Tier Ácido" y superior.

jueves, 27 de julio de 2017

Fuera de la póliza

HISTORIA DE NURIA:
Episodio 2
Episodio 3
-

EPISODIO 1

Retorciéndose suavemente en el suelo, con ese extraño placer tenue que queda tras un dolor muy intenso, gira la cabeza alertada por un carraspeo.
Es verdad. Sigue en el despacho. Juan está allí, todavía sentado en la silla, con los pantalones y calzoncillos bajados hasta los tobillos. ¿Qué habrá pensado de ella? Justo tenía que ocurrirle en ese momento... ¿Cuánto tiempo ha estado así? ¿No había una luz extraña en el cielo por la ventana...?
El carraspeo suena más bien como un atragantamiento. Su jefe se zarandea un segundo en el asiento, desequilibrado, y cae, lanzando sin control la silla ergonómica contra la pared. Por la comisura de sus labios se desliza un hilo de vómito amarillento. El hedor que le golpea suave le recuerda el, hasta el momento inconsciente, sabor de él en su paladar; con una repugnancia incluso exagerada. Dada la situación siente algo de alivio de no haber llegado hasta el final.
Juan hinca los dedos en la moqueta y arrastra, con su brazo, todo su cuerpo; acercándose hacia ella, mirándola con un gesto de lascivia envejecida que hasta le asusta... produciendo unos gemidos muy extraños. Tiene que estar arrastrando sus partes por todo el suelo aterciopelado... qué asco...

jueves, 20 de julio de 2017

¿Vivisección o autopsia?

HISTORIA DE ANTONIO:
Episodio 1
Episodio 3
-

EPISODIO 2

Nada más pone un pie en la plataforma de entramado metálico que es la salida de emergencia, recibe abundantemente dos informaciones. La primera el frío. Leve pero presente. No espera exponerse a él el tiempo suficiente como para que suponga una amenaza, así que es innecesario que busque sus ropas de calle u otras barreras. La segunda, el ruido, mucho menos amortiguado ahora. Por todas partes la gente parece estar corriendo, chillando, luchando, intentando organizarse, pidiendo ayuda, muriendo...
En cuanto va a emprender el descenso escalonado lo sobrecoge un trueno que hace vibrar resonantes las barandillas y suelo que lo sujetan. El apogeo acústico es muy breve, pero deja un eco residual y grave muy prolongado. Instintivamente gira buscando la fuente.
Siguiendo la sinuosa y oscuramente difusa línea de la autopista hasta más allá de su final visible, encuentra una enorme bola de fuego ascendiendo en el cielo e iluminando el humo que la circunda. Su ojo atento no pierde el detalle de otra humareda mucho más consumida cercana a aquella, iluminada gracias al fulgor de la nueva.

jueves, 13 de julio de 2017

Volumen Aurora - Prólogo

Patreon


Volumen Aurora:
Prólogo
Episodio 1 - Capítulo 1, Libro de Danko
Episodio 2 - Capítulo 1, Libro de Álvaro
Episodio 3 - Capítulo 2, Libro de Andrea
Episodio 4 - Capítulo 2, Libro de Diana
Episodio 5 - Capítulo 3, Libro de Merlo
Episodio 6 - Capítulo 3, Libro de Carla
Episodio 7 - Capítulo 3, Libro de Hugo
Episodio 8 - Capítulo 3, Libro de Álvaro
Episodio 9 - Capítulo 4, Libro de Adán
Episodio 10 - Capítulo 4, Libro de Danko
Episodio 11 - Capítulo 4, Libro de Diana
Episodio 12 - Capítulo 5, Libro de Esteban  
Episodio 13 - Capítulo 5, Libro de Álvaro
Episodio 14 - Capítulo 5, Libro de Hugo 



Carta de un soldado anónimo





Los orígenes son siempre un asunto complicado; ¿dónde colocar la difuminada línea que delimita el comienzo de un principio? La causalidad forma una cadena de demasiados y confusos eslabones imposibles de rastrear. Pero aun así, sigue quedando insidiosa la pregunta por el origen. O en mi caso, ¿cuál ha sido el funesto origen de esta guerra?, si es que puede llamarse así…
Tal vez el origen fuera hace mucho tiempo, cuando, alrededor de una joven estrella, dos masas de materia gigantescas se conformaron en orgullosos planetas alrededor de una misma órbita. Theia y Tierra. ¿Sabrían lo que hacían entonces? ¿Por qué lo hicieron?
Tal vez fuera un amor salvaje y fatídico lo que los empujase, el deseo de reunirse; aunque precisamente fuera un deseo de muerte, pues los hados y las leyes del injusto universo los condenaban a juntarse en un fulgor destructor de magma, que hubiera de aniquilar inapelablemente a uno de los amantes.
Tal vez fuera el egoísmo, tal vez ambos supieran que esa pequeña franja, ese minúsculo anillo alrededor del distante astro, sería el edén privilegiado en el que, algún día, las condiciones serían las adecuadas para germinar y evolucionar con vigorosa vehemencia; y ambos estuvieran dispuestos a luchar por su legítimo lugar en el cosmos.
O tal vez, simplemente el azar tirara los dados y el resultado fuera ese irracional cataclismo.
Fuere por una cosa u otra, al final, dos colosales masas chocaron en el inescrutable silencio del vacío, abrazadas por la moteada oscuridad del espacio, y se aplastaron en resplandeciente batalla, resquebrajando sus cuerpos hasta sus almas, y abrazándose en fuego por siglos, hasta que al final uno de ellos devoró al otro en sus entrañas; y para el recuerdo sólo quedó esta pequeña luna, como un órgano vestigial de un cuerpo primitivo, que ahora se exhibe superior y victorioso tras el paso de las eras.

jueves, 6 de julio de 2017

Brasilia-Madrid

HISTORIA DE GABRIEL:
Episodio 2
Episodio 3
-

EPISODIO 1

Y entonces, frente a ellos, reflejándose en los cristales y mandos, la aurora boreal, llenando todo su horizonte de azules aturquesados que danzan con las nubes recién coloreadas y las olas del mar, tan negro y tan abajo...
Intercambia miradas con su compañero, que le demuestra estar tan confundido como él; ambos con los dedos sobre el botón de la radio, aunque sospecha que ninguno de los dos sabe muy bien qué decir, o qué preguntar.
Y conforme la celestial bailarina se retira, tal y como vino, llega el dolor... el piloto automático... ¿está...? Está puesto...



—Vamos a tener que aterrizar en Madrid —menciona en inglés, más derrotado que desesperado.
—El combustible debería de podernos aguantar hasta Barcelona...
Miran los dos por la ventana hacia el este. Son las cinco de la mañana y no parece que volar otra hora más, ligeramente hacia el este, vaya a servirles para lograr que amanezca...
—Bueno, si está todo igual podemos intentarlo.
—Todo va a estar igual Gabriel...
—Ya...
 Se reprocha la decisión de haber ido hacia España... Tenerife cerrado primero, cuando tuvieron la crisis. Y luego Marrakech y Fez. Pensaron que debía de tratarse de algo local en Marruecos, pero luego Málaga estaba igual... Si hubieran seguido yendo hacia el este desde el principio seguramente habrían logrado encontrar luz solar. No tiene sentido seguirse lamentando.
—Está bien —vuelve a intervenir—. ¿Lo intentamos en Madrid?
—De acuerdo.
Lucas vuelve a tratar de llamar a la tripulación, pero siguen sin cogerle el teléfono. Él no puede evitar recordar la última conversación con la azafata... No exactamente por ella; se la veía muy asustada... sino por los gritos que se oían de fondo... esos gritos le van a quitar el sueño muchas noches cuando todo acabe.