¡Zombi Volumen Aurora llega en un mes!

Zombi Volumen Aurora

Incontables zombis han muerto para poder traeros esta obra, supervivientes. ¡Zombi Volumen Aurora está disponible por fin!

Podéis adquirir la copia física en soporte papel por 19,99€ vía Amazon: https://www.amazon.es/dp/1980707030

También puede leerse la copia digital y comprarse por 2,99€ en mi página web de autor: https://josecentenopoveda.es/libros

Los que decidáis apoyarme en Patreon, tenéis acceso a la descarga de la versión de alta calidad del PDF y las portadas a partir del "Tier Gritón" y al envío sin coste adicional de la obra en soporte papel los de "Tier Ácido" y superior.

jueves, 13 de julio de 2017

Volumen Aurora - Prólogo

Patreon


Volumen Aurora:
Prólogo
Episodio 1 - Capítulo 1, Libro de Danko
Episodio 2 - Capítulo 1, Libro de Álvaro
Episodio 3 - Capítulo 2, Libro de Andrea
Episodio 4 - Capítulo 2, Libro de Diana
Episodio 5 - Capítulo 3, Libro de Merlo
Episodio 6 - Capítulo 3, Libro de Carla
Episodio 7 - Capítulo 3, Libro de Hugo
Episodio 8 - Capítulo 3, Libro de Álvaro
Episodio 9 - Capítulo 4, Libro de Adán
Episodio 10 - Capítulo 4, Libro de Danko
Episodio 11 - Capítulo 4, Libro de Diana
Episodio 12 - Capítulo 5, Libro de Esteban  
Episodio 13 - Capítulo 5, Libro de Álvaro
Episodio 14 - Capítulo 5, Libro de Hugo 



Carta de un soldado anónimo





Los orígenes son siempre un asunto complicado; ¿dónde colocar la difuminada línea que delimita el comienzo de un principio? La causalidad forma una cadena de demasiados y confusos eslabones imposibles de rastrear. Pero aun así, sigue quedando insidiosa la pregunta por el origen. O en mi caso, ¿cuál ha sido el funesto origen de esta guerra?, si es que puede llamarse así…
Tal vez el origen fuera hace mucho tiempo, cuando, alrededor de una joven estrella, dos masas de materia gigantescas se conformaron en orgullosos planetas alrededor de una misma órbita. Theia y Tierra. ¿Sabrían lo que hacían entonces? ¿Por qué lo hicieron?
Tal vez fuera un amor salvaje y fatídico lo que los empujase, el deseo de reunirse; aunque precisamente fuera un deseo de muerte, pues los hados y las leyes del injusto universo los condenaban a juntarse en un fulgor destructor de magma, que hubiera de aniquilar inapelablemente a uno de los amantes.
Tal vez fuera el egoísmo, tal vez ambos supieran que esa pequeña franja, ese minúsculo anillo alrededor del distante astro, sería el edén privilegiado en el que, algún día, las condiciones serían las adecuadas para germinar y evolucionar con vigorosa vehemencia; y ambos estuvieran dispuestos a luchar por su legítimo lugar en el cosmos.
O tal vez, simplemente el azar tirara los dados y el resultado fuera ese irracional cataclismo.
Fuere por una cosa u otra, al final, dos colosales masas chocaron en el inescrutable silencio del vacío, abrazadas por la moteada oscuridad del espacio, y se aplastaron en resplandeciente batalla, resquebrajando sus cuerpos hasta sus almas, y abrazándose en fuego por siglos, hasta que al final uno de ellos devoró al otro en sus entrañas; y para el recuerdo sólo quedó esta pequeña luna, como un órgano vestigial de un cuerpo primitivo, que ahora se exhibe superior y victorioso tras el paso de las eras.
Pero esto, de hecho, tan sólo es la mitad de la historia… Ahora intuyo que, ya entonces, es posible que hubiera “alguien” observando el cuadro completo.
Sin embargo, cuando uno piensa en esta escala, el corazón se comprime y el estómago parece sentir mareos. Tal vez el origen que buscamos esté mucho más cerca en el tiempo; cuando un pseudo-homínido, blanco como la cera y de piel de mármol, recoge una pequeña cuenta plateada del polvoriento y rojizo suelo del erial en que vive. Las leyendas de su tierra cuentan que en algún lugar existe una torre blanca que desafía a los cielos, custodiada por cuarenta y dos guardianes tan antiguos como el tiempo, y a la cual solo se puede acceder portando un pequeño disco plano y reluciente. Y dicen que en la cima de esa torre habita el más fuerte de entre los fuertes, y el más antiguo entre los antiguos. Dicen que aquellos que acuden a verlo pueden preguntarle por los secretos que esconde, y dicen también que aquellos que lo visitan se vuelven locos ante la verdad.
Esta persona, con la cuenta entre sus grandes y fuertes dedos, lleva mucho tiempo alzando el puño a los cielos y preguntándose por qué debe ser tan dura la vida para los de su pueblo; junto a él están los cadáveres de cientos de sus hermanos, y el de su amado, él mismo los ha matado a todos. Sabe que es el orden natural y que es el único destino posible para los suyos, tarde o temprano… ¿O no…? Hay algo en él distinto a los demás, tal vez sea un genio o simplemente demasiado sensible, pero no acepta cómo son las cosas, y quiere cambiarlo todo, quiere el mundo como piensa que debería ser, pero no sabe ni puede hacerlo sólo con sus grandes y fuertes manos.
Entonces toma una decisión y se encamina en un largo viaje en busca de la profética torre. Mucho tiempo después, convence a su familia para construir una gran ciudad lo más cerca posible del ancestral lugar y comienza a prepararse para el porvenir. Puede que esta “persona” pudiera soportar la verdad, porque en el fondo, fuera un loco desde el principio… El más lúcido de entre todos los locos y el más loco de entre todos los lúcidos.
Y aun así, todos estos acontecimientos siguen sin responderme sobre el origen, sobre el porqué definitivo de que ahora haya de coger mi rifle, vestir mi armadura, y partir a una guerra que no deseo pero apoyo, en la que probablemente habré de asesinar a las pocas personas en el mundo… que aún amo.
Patreon

No hay comentarios:

Publicar un comentario