¡Zombi Volumen Aurora llega en un mes!

Zombi Volumen Aurora

Incontables zombis han muerto para poder traeros esta obra, supervivientes. ¡Zombi Volumen Aurora está disponible por fin!

Podéis adquirir la copia física en soporte papel por 19,99€ vía Amazon: https://www.amazon.es/dp/1980707030

También puede leerse la copia digital y comprarse por 2,99€ en mi página web de autor: https://josecentenopoveda.es/libros

Los que decidáis apoyarme en Patreon, tenéis acceso a la descarga de la versión de alta calidad del PDF y las portadas a partir del "Tier Gritón" y al envío sin coste adicional de la obra en soporte papel los de "Tier Ácido" y superior.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Volumen Aurora - Capítulo 2 - Libro de Diana (Episodio 4)

Patreon

Volumen Aurora:
Prólogo
Episodio 1 - Capítulo 1, Libro de Danko
Episodio 2 - Capítulo 1, Libro de Álvaro
Episodio 3 - Capítulo 2, Libro de Andrea
Episodio 4 - Capítulo 2, Libro de Diana
Episodio 5 - Capítulo 3, Libro de Merlo
Episodio 6 - Capítulo 3, Libro de Carla
Episodio 7 - Capítulo 3, Libro de Hugo
Episodio 8 - Capítulo 3, Libro de Álvaro
Episodio 9 - Capítulo 4, Libro de Adán
Episodio 10 - Capítulo 4, Libro de Danko
Episodio 11 - Capítulo 4, Libro de Diana
Episodio 12 - Capítulo 5, Libro de Esteban   

       
Capítulo 2 – On the road
"The best teacher is experience and not through someone's distorted point of view" – Jack Kerouac.



Libro de Diana
11/10/2012; 11:37 – Madrid                            Población humana viva: 3.038.104.792



Diana Soria desde siempre ha sido casera, aunque está conforme con ello, pues el estudio le gusta y quiere llegar cuanto antes a la universidad, no sabe si para estudiar biología o matemáticas. Apenas sale de su casa en su tiempo de ocio, que dedica a la lectura, a bailar cuando nadie puede verla y a escuchar la música de moda; así como a ver películas. Ha estado enamorada o mejor dicho encaprichada varias veces, de una manera bastante platónica, pues jamás se ha atrevido a hacer ningún movimiento, dado que los chicos que le han interesado, siendo de su misma clase, eran siempre años mayores que ella.
Tiene quince años. Fue adoptada por su actual familia cuando tenía tres, y desde siempre ha vivido en Madrid, en Calada, un municipio grande del extrarradio este. Por lo que sabe, fue abandonada frente a un portal y nunca más se supo nada de sus verdaderos padres; pero esto no es algo que la haga sentirse traumatizada. Tiene una complexión delgada y la piel bastante clara; su pelo le cae suelto hasta los omóplatos, casi negro, lacio y muy suave; sus ojos son de un tono castaño muy claro, algo anaranjados; su cara ovalada en las mejillas y un poco afilada en la barbilla, aún tiene rasgos inocentes y adolescentes, con algún grano intruso aislado. Apunta, espera, a convertirse en una mujer de constitución y semblante hermosos. Ahora viste un pijama consistente en una blusa de color blanco con lunares azules claros, y un pantalón del mismo color que los lunares; ambas piezas hechas de una tela muy sedosa y fina; sus alpargatas de pelo grueso blancas deben estar en alguna parte del vacío insondable de menos de dos metros cuadrados en que habita.
Llorando y suplicando, vuelve a tratar de razonar con su madre, al otro lado de la fina puerta de madera del armario. El hedor de su propia orina en una esquina, absorbida por una toalla colocada en la oscuridad, la abochorna e intoxica ya. Los ojos le escuecen de tanta lágrima y tiene la voz ronca de chillar e implorar. Al otro lado, su madre, desquiciada como si no la reconociera, sigue aporreando la puerta lenta e incansablemente… No sabe cuánto tiempo lleva ahí encerrada. Se ha quedado dormida varias veces sollozando impotente y muy asustada. Ahora le duele la tripa de hambre y tiene la boca y la garganta totalmente secas de sed. Ni siquiera ha podido ir al baño y con todas sus fuerzas quiere evitar tener que humillarse aún más… Pero no podrá resistir mucho tiempo. Llora.

jueves, 21 de septiembre de 2017

¡Ejercicios para conseguir un cuerpo perfecto! (y sobrevivir a los zombis) - Asequible para cualquiera. Parte dos: Musculación

Asumiendo que tengas entre 15 y 45 años y una salud estándar (¿quién no tiene tal o cual achaque?), ya seas hombre o mujer, esta tabla de ejercicios es para ti. Da igual cómo de mal estuvieras de forma física antes de empezar el apocalipsis. Hoy se desglosa el programa de entrenamiento para grupos musculares, centrado en el aguante y la versatilidad (complementario y expansivo de la tabla propuesta el día anterior). ¡Preparaos para sudar y tener agujetas!

Los ejercicios descritos el día anterior nos servirían para ganar vigor y fondo, útiles para cualquier problema que pudiéramos enfrentar. Sin embargo, si nos limitáramos a ellos tendríamos ciertas carencias a la hora de intentar cosas como trepar, mantener sujeto a un zombi o, dicho sea de paso, tratar de dar una paliza a alguien.

Si tu tiempo es limitado, la tabla que se recomienda hoy es secundaria, frente a la primera que es casi una necesidad; pero si no quieres que los raiders de ahí fuera puedan jugar a pasarse la pelota contigo fácilmente, que una verja alta no te suponga una frontera insalvable entre tú y la comida, o que sujetar esa puerta del envite de un gritón mientras rezas para que algo lo distraiga no sea una idea implanteable, entonces sigue leyendo.

Los músculos grandes e imponentes son una herramienta de cierta utilidad. Si tu plan es poder hacer daño fácilmente a cualquiera, entonces estos ejercicios no van a ser para ti. Un músculo grande puede desarrollar mucha fuerza por un tiempo bastante limitado, y aquí vamos a buscar la supervivencia general. De seguro una persona enorme puede sujetar por un rato a un gritón o partir el cuello de un zombi con un único golpe de bate, ¿pero y el segundo?, ¿y el tercero?; ¿y si tiene que trepar 15 metros de piedra o ladrillo?

El tipo de músculo que vamos a buscar desarrollar aquí es el que se endurece y gana resiliencia ante el trabajo. No levantarás nunca 150 kilos sobre tu cabeza, pero podrás plantearte lanzar muchas veces zombis de 80-90 kilos de un lado para otro, trepar por los árboles, sostenerte de una cornisa, sujetar durante el tiempo que te haga falta a alguien o algo y golpear muchas veces antes de notar fatiga. Por ello, todas las veces, vamos a buscar trabajar con el propio peso corporal; no solo hace toda la práctica mucho más asequible en ausencia de medios, sino que es la medida óptima dado que, la mayor parte del tiempo, el trabajo de tus músculos será el de mover tu cuerpo. De nuevo, recordemos al maestro de las artes marciales para tener una idea de lo que buscamos.

jueves, 14 de septiembre de 2017

¡Ejercicios para conseguir un cuerpo perfecto! (y sobrevivir a los zombis) - Asequible para cualquiera. Parte uno: "Cardio"

Asumiendo que tengas entre 15 y 45 años y una salud estándar (¿quién no tiene tal o cual achaque?), ya seas hombre o mujer, esta tabla de ejercicios es para ti. Da igual cómo de mal estuvieras de forma física antes de empezar el apocalipsis. Hoy se desglosa el programa de entrenamiento de resistencia y agilidad (el más importante), ¡a ponerse las deportivas!

En nuestras cómodas vidas de antaño, podíamos permitirnos llamar deporte a subir las escaleras de casa en vez de coger el ascensor para no sentirnos culpables de ese donut que nos tomamos con el desayuno. Ahora sin embargo hay cosas que se nos quieren comer. La mayoría de ellas son lentas, pero algunas corren. Y también hay personas que han decidido sobrevivir a costa de los demás, y las que han tomado esas decisiones, suelen tener cuerpos que les facilitan esas labores. Ya no podemos seguir considerándonos mentes y medirnos por la calidad de nuestros pensamientos, por nuestra experiencia en un determinado trabajo, por nuestras relaciones sociales... Ahora somos también carne y músculos, que tenemos que alejar de las bocas de los caníbales descerebrados de ahí fuera y que tienen que servirnos para impedir que nos roben, maten o esclavicen.

Seguramente existan ahí fuera 10, 100, o incluso 1000 personas que han recibido el entrenamiento físico y de combate a lo largo de sus vidas como para mirar una horda de 100 no-muertos viniendo por una calle, crujirse los dedos, colocarse en su posición de guardia favorita, mirarlos con cara de protagonista de peli y decir "¡Venga!". O andar despachándolos de 10 en 10 sin despeinarse ni correr el más mínimo riesgo a lo largo de todo el día y ni siquiera acabar agotados. Nosotros no somos ninguna de esas personas. Así que esta tabla se va a centrar en reforzar la estrategia más inteligente para enfrentarse a humanos y muertos vivientes por igual: Poder poner distancia entre ellos y nosotros, pero preocupándonos también de poder dar un buen puñetazo llegado el momento, o tratar de mantener separados unos dientes podridos de nuestro cuello.

Por ello, nos centraremos en ejercicios que fomenten la agilidad y la reactividad del cuerpo, así como la resistencia a trabajos prolongados; pero tratando de aumentar la fuerza en su conjunto también, facilitando labores como trepar, saltar o, simplemente, la carrera. Y vamos a cubrirlos desde las fases iniciales del entrenamiento hasta las finales. Si podéis encontrar una foto de Bruce Lee a torso descubierto, os diré, ahí es a donde queremos llegar. Y vamos a intentar hacerlo entendiendo que vuestros recursos son limitados, así como vuestro tiempo.

Como una ventaja añadida de este entrenamiento, queda 100% asegurado que si lo seguís rigurosamente obtendréis ese cuerpo 10/10 para seducir a ese o esa superviviente que hace que vuestro corazoncito lata con ganas de vivir.

jueves, 7 de septiembre de 2017

Barajas-Jarama

HISTORIA DE GABRIEL:
Episodio 1
Episodio 3 
-

EPISODIO 2

Soltando la cuerda, el impacto de los pies contra el suelo es más brusco de lo que esperaba. Cae de culo desequilibrado y se hace un corte profundo en la palma de la mano, accidentalmente apoyada en un triángulo de cristal del... ¿otro vuelo?; profiere un grito leve prohibiéndose blasfemar tan cerca del milagro. 
Lucas cae algo más gatuno que él, flexionando las rodillas y haciendo contacto suave con los dedos, reincorporándose ágil. Parece buscar, oteando nervioso, algo en las pistas. Mira en la misma dirección. A mitad de la recta de aterrizaje, a casi imperceptible contraluz con las balizas guía, hay un amasijo informe de bultos pequeños, como un bache de carne. Tras él, mucho más distante, una multitud. Decenas y decenas de personas que... sólo... se acercan.